Nuestro Blog

Nuestro equipo de especialistas quiso compartir algunos artículos sobre tecnologías, servicios, tendencias y novedades de nuestra industria en la era de la transformación digital.

La revolución de la informática sin servidores ha llegado para quedarse, y es que esta novedosa tecnología permite desarrollar aplicaciones sin tener que pasar por la gestión y administración de un servidor. Bajo este modelo, las aplicaciones pueden ser agrupadas y cargadas a una plataforma para luego ejecutarlas y escalarlas en la medida en que se incrementa la demanda de las mismas.

Si bien es cierto que la “Serverless Computing” no suprime el uso del servidor cuando se ejecuta un código, si elimina todas las actividades relacionadas al mantenimiento y actualización del mismo. Estableciendo un modelo eficiente donde los desarrolladores logran desvincularse de esas tareas rutinarias para enfocarse en actividades más productivas, y con ello, elevar la eficiencia operacional de la empresa.

¿Qué es la función como servicio (FaaS)?
La función como servicio FaaS es un modelo que permite ejecutar diversas acciones informáticas en función a los eventos, y gracias a ella, los desarrolladores pueden administrar las aplicaciones logrando “baipasear” el uso de servidores durante su gestión.
En el mundo de la informática, las funciones son las encargadas de administrar los estados de un servidor, por esta razón, el modelo FaaS, desarrolla una nueva lógica que posteriormente es ejecutada en otros contenedores ubicados en la nube.

En términos generales, la función como servicio FaaS, nos permite el diseño de aplicaciones en una nueva arquitectura donde el servidor pasa a un segundo plano y la ejecución de códigos por eventos se convierte en el pilar fundamental del modelo. Esto quiere decir, que los procesos subyacentes que ocurren normalmente en un servidor no se ejecutan continuamente, pero se encuentran disponibles en caso de necesitarse.

Esto último se convierte en una clara ventaja del modelo FaaS al permitir a los desarrolladores escalar de forma dinámica, es decir, implementar la automatización de la aplicación para que se reduzca o incremente en función a la demanda real.

Además de lo anterior la función como servicio (FaaS) incrementa la eficacia y rentabilidad de las operaciones, ya que el cobro por parte de los proveedores no ocurre cuando existe inactividad sino cuando se consumen recursos.
Todo esto hace que el modelo FaaS se convierta en un elemento innovador dentro del reciente campo de la arquitectura serverless al minimizar la inversión en infraestructura, aprovechando las ventajas competitivas de la informática en la Nube

La evolución de la informática sin servidor
Con el advenimiento de la nube en la primera década del año 2000, las personas tuvieron la oportunidad de almacenar y transferir datos en la red, dejando a un lado los discos duros de sus ordenadores.

Esto, indudablemente generó importantes ventajas para el usuario, quien tuvo la oportunidad de acceder de manera inmediata a su información utilizando cualquier dispositivo conectado al internet.

Sin embargo, para los desarrolladores había un elemento que faltaba en esta ecuación, se trata del lugar donde se implementaban las aplicaciones o software. En este sentido, se implantó un modelo de “Máquina virtual”, en donde se podía apuntar a un “Servidor Simulado”, generando una importante flexibilización en las actualizaciones y migraciones, y con ello, se pudo dejar a un lado los problemas asociados a las variaciones del hardware.

A pesar de este avance, las “máquinas virtuales” tenían algunas limitaciones en su funcionamiento, y esto dio pie a la creación de los contenedores, una nueva tecnología que permitía a los administradores fragmentar el sistema operativo con la finalidad de mantener varias aplicaciones activas de forma simultánea, sin que una interfiriera en la otra.

Al observar esta realidad, podemos notar que todas esas tecnologías mantienen el paradigma del “donde se ejecuta una aplicación” como su estructura fundamental. Bajo este escenario surge Serverless Computing, la cual promete otro nivel de abstracción que centra su mirada en el código en sí, y con ello, resta importancia al lugar donde se aloja dicho código.

Con el advenimiento a finales del año 2014 del servicio AWS Lambda de Amazon, se crea un hito en la arquitectura serverless, ya que finalmente los desarrolladores podían centrar sus esfuerzos en la creación de software sin tener que preocuparse por el hardware, el mantenimiento del sistema operativo, la ubicación de la aplicación, así como su nivel de escalabilidad.

Casos de uso de la informática sin servidor
A continuación mencionaremos algunos casos exitosos de empresas que aplicaron la tecnología serverless, o informática sin servidor, dentro de sus organizaciones:

Caso 1. Major League Baseball Advanced Media (MLBAM)
La Major League Baseball ha utilizado la tecnología de informática sin servidor para ofrecer, a todos sus fanáticos, datos de los juegos de béisbol en tiempo real a través de su producto “Statcast”. Esta adquisición ha incrementado la velocidad de procesamiento de MLBAM, así como también la posibilidad de manejar mayor cantidad de datos.

Caso 2. T-Mobile US
T-Mobile US, es una operada de telefonía móvil con una fuerte presencia en el mercado norteamericano. Esta ha empresa ha decido apostar por la tecnología serverless consiguiendo importantes beneficios en cuanto a la optimización de recursos, a la simplicidad del escalado, y en la reducción de parches informáticos, aumentando con esto su capacidad real para responder de una forma mucho más eficiente a todos sus clientes.

Caso 3. Autodesk
Autodesk es una empresa que desarrolla software para la industria de la arquitectura, la construcción y la ingeniería. Recientemente esta organización decidió aplicar la tecnología serverless, con el objetivo de administrar su desarrollo, así como el tiempo de comercialización de todos sus productos. En consonancia con esta política, Autodesk creo la aplicación “Tailor”, como una respuesta eficiente a la gestión de las cuentas de sus clientes.

Caso 4. iRobot
iRobot es una empresa que diseña y fabrica dispositivos robóticos destinados al uso dentro del hogar y también en las industrias. Desde que la organización decidiera involucrarse con la tecnología de la informática sin servidor, la capacidad de procesamiento de datos de sus robots se incrementó sustancialmente, permitiendo además la captación de flujos de datos en tiempo real. De esta manera la novedosa arquitectura serverless les permite concentrase en sus clientes y no en las operaciones.

Caso 5) Netflix
Netflix se ha convertido en uno de los proveedores de contenido multimedia online bajo demanda más grande del mundo. Siendo consecuente con su espíritu innovador, esta empresa ha decidido utilizar el serverless computing para generar una arquitectura que ayude a optimizar los procesos de codificación de sus archivos audiovisuales, así como el monitoreo de sus recursos.

Conclusiones
Cuando observamos la evolución del serverless computing, y como este ha logrado impactar de manera significativa los procesos informáticos en general, entendemos que este novedoso sistema se convertirá rápidamente en el siguiente paso del mundo de la computación en la nube, auspiciando un futuro prometedor que enfila sus baterías hacia la adopción de un enfoque operativo multimodal.