Nuestro Blog

Nuestro equipo de especialistas quiso compartir algunos artículos sobre tecnologías, servicios, tendencias y novedades de nuestra industria en la era de la transformación digital.

Los procesos de tecnología, de desarrollo de productos y servicios de software, no son lineales, sino iterativos y complejos. La gestión de proyectos es una parte esencial de cualquier proceso de desarrollo. Ayuda a garantizar que todos los aspectos del proyecto se completen a tiempo y con alta calidad.

Ya hemos conversado en otros artículos sobre desarrollo de software. A modo informativo, podemos recordar que el proceso comienza con la generación de ideas, que incluye la lluvia de ideas y la investigación del mercado y de las necesidades del cliente. A esto le sigue la fase de diseño en la que se crean prototipos y se prueba su usabilidad, siguiendo muchas veces metodologías ágiles y procesos facilitadores como el Design Thinking. La fase de desarrollo implica la codificación del producto o servicio, probarlo en busca de errores y luego lanzarlo al mercado para recibir comentarios antes de volver a la iteración.

 

Empecemos… ¿Qué son los Procesos de Tecnología?

Cuando hablamos de procesos, nos referimos a un sistema en el que uno o varios inputs pasan a través de una serie de pasos interrelacionados que terminan dando como resultado uno o más outputs. Un componente importante de los procesos es el feedback, es decir, la retroalimentación constante que ayuda a la mejora continua. Una característica de los procesos es que en líneas generales cruzan de manera horizontal a distintos individuos de un equipo y, en ocasiones, distintas áreas de la organización.

 

Cómo Funcionan los Procesos de Tecnología

 

Al pensar en un proceso, tienes que tener en cuenta que los mismos se componen de elementos. Estos elementos son los componentes, o las partes intervinientes, que dan vida a las distintas instancias del proceso: el input, el proceso propiamente dicho, el output y la retroalimentación. Los elementos de un proceso son los siguientes:

  • Los proveedores son las partes que proporcionan los recursos necesarios para comenzar el proceso, o para alimentar las diferentes instancias del mismo. Los proveedores pueden ser:
    • Proveedores Internos. Son proveedores de inputs que se encuentran dentro de la organización. Por ejemplo, si pensamos en un proceso de compra, un proveedor podría ser un área administrativa de la empresa que realiza un pedido de reposición de cierto mobiliario de una oficina.
    • Proveedores Externos. Se trata los que no forman parte de la empresa, pero que proporcionan el input de algún proceso de la organización. Por ejemplo, imagínate un proceso de venta por ecommerce: un proveedor podría ser un consumidor que agrega un producto al carrito y comienza el proceso de compra.
  • Los clientes son los receptores del output del proceso, que suele ser un producto o servicio. En este caso, también podemos diferenciar entre clientes internos y externos.
    • Clientes Internos. Estos son los clientes que forman parte de la organización. Por ejemplo, todas las áreas o departamentos son clientes del área de Recursos Humanos en el proceso de selección del personal. De la misma forma, cuando se emite una orden de compras, el área de Pago a Proveedores es cliente del proceso porque necesita de la orden de compras para realizar el pago correspondiente.
    • Clientes Externos. En este caso, nos referimos a los clientes, receptores de los outputs de un proceso, que no pertenecen a la organización. El ejemplo claro es el consumidor final o el usuario de un producto de software.
  • Otros componentes de los procesos, que debemos tener en cuenta al planificar un proyecto, son el nombre por el que se denominará al proceso (ej. Proceso de Compras, Proceso de Generación de Leads), los recursos involucrados en el proceso, los objetivos del mismo y las métricas que se utilizarán para su medición.

 

SIPOC: Herramienta Indispensable en el Mapeo de Procesos de Tecnología

Cuando intentas registrar un proceso (lo que conocemos como mapearlo) una herramienta muy utilizada es SIPOC. Este acrónimo responde a las siglas anglosajonas de Supplier (proveedor), Input (insumo), Process (proceso), Output (resultado), Client (cliente). Es una herramienta que tiene la finalidad de mostrar el proceso de forma general y sin detalle, en formato tabular. Se listan debajo de cada categoría los elementos que correspondan.

 

SIPOC Herramienta de Procesos de Tecnología

 

Para trabajar con esta herramienta, primero debes dividir el proceso en sus partes fundantes, lo que te permite organizar los flujos de trabajo e información. El objetivo de la matriz SIPOC es proporcionar un enfoque de los insumos y variables que pueden afectar el resultado del proceso.

 

Como hemos visto, la tecnología está a nuestro alrededor e impacta nuestras vidas de muchas maneras. Estamos constantemente rodeados de nuevas tecnologías y tenemos que adaptarnos a ellas. El proceso de desarrollo de software no es una tarea fácil, especialmente cuando se tiene en cuenta lo complejo que puede llegar a ser. Hay muchas cosas que deben tenerse en cuenta antes de comenzar un proyecto, pero también hay muchas cosas que pueden salir mal durante el proceso, por lo que estos procesos deben seguirse meticulosamente. La gestión de proyectos y sus herramientas son esenciales para asegurar un proceso prolijo, controlado y orientado a resultados. ¡Esperamos que puedas aplicar lo aprendido en este artículo al día a día de tus proyectos!