Nuestro Blog

Nuestro equipo de especialistas quiso compartir algunos artículos sobre tecnologías, servicios, tendencias y novedades de nuestra industria en la era de la transformación digital.

Innovación, una palabra que seguramente escuchas todos los días. Las empresas hablan de innovación en sus comunicaciones, leemos sobre innovación en las noticias, y escuchamos a nuestros familiares y amigos contarnos sobre el nuevo desarrollo tecnológico de cierta empresa… Pero, ¿conocemos realmente el significado de una innovación tecnológica?

Nos gustaría poder explorar junto a ti en este artículo el concepto de innovación tecnológica y qué alternativas tienes para implementarla en tu empresa. La clave de tu negocio está en la innovación, pero debes entenderla antes de comenzar a trabajar con ella.

 

¿Qué es la innovación tecnológica?

En Huenei nos gusta entender a la innovación tecnológica como el desarrollo de un nuevo producto tecnológico o de software y su entrega al usuario final, siempre que este desarrollo sea de mayor calidad que los anteriores, permita optimizar procesos, o proporcione un mayor valor agregado.

En este sentido, entendemos a la innovación como la creatividad o invención de una idea con cierto nivel de disrupción, sumado a la materialización y la capacidad de desarrollo o comercialización de la idea.

El desarrollo de ideas de software y tecnología innovadoras se basa en tres pilares fundamentales que son los que determinan la factibilidad de un proyecto y la continuidad en el tiempo:

  1. Utilidad para el usuario. Este vector principal de la innovación se centra en la innovación basada en el usuario final, sus problemas y necesidades específicas. Entendemos que el cliente será quien utilice el producto para potenciar sus tareas cotidianas, por lo que cualquier proyecto debe guiarse fundamentalmente por la utilidad que el mismo pueda otorgar al usuario. En este sentido, es indispensable aprovechar las metodologías ágiles de desarrollo, como SCRUM, e involucrar al usuario en el proceso.
  2. Costo. Cualquier proyecto de desarrollo innovador es factible de presentar cierto nivel de costos o gastos para la empresa. Es entonces importante poder estimar la estructura de costos de un proyecto y detallar un plan de acción que permita un control durante todo el proceso.
  3. Precio. Muy ligado con el pilar anterior, la mayoría de los productos de software se desarrollan con la finalidad de comercializarlo posteriormente. Es por eso que las innovaciones deben planificarse teniendo en mente las potenciales ventas futuras y su relación con el precio a fijar. Distintos tipos de innovaciones podrán tener diferentes enfoques, pero es clave tener estos conceptos en mente.

Equipo de trabajo de innovación tecnológica.

Tipos de Estrategias Innovadoras.

En todos los rubros donde la innovación está presente, generalmente te imaginas a una innovación como un producto totalmente disruptivo que viene a romper con el paradigma actual. Si bien esta concepción no es incorrecta, cabe aclarar que no es la única forma posible de innovación.

Como mencionamos arriba, en Huenei nos parece interesante concebir a la innovación tecnológica como el desarrollo de un nuevo producto de software o tecnológico que proporciona un mayor valor al usuario final. En este sentido, debemos tener en mente que existen seis estrategias por las que una innovación puede materializarse. ¿Vamos a analizarlas?

 

1. Estrategia tradicional. Si bien este enfoque no se alinea por completo con el concepto de innovación que describimos anteriormente, nos parece relevante mencionarlo ya que es una alternativa por la que las empresas pueden optar. Estamos hablando de limitarse a hacer siempre lo mismo, de la misma forma, sin probar diferentes alternativas.

A modo de ejemplo, podemos imaginarnos una empresa que tiene un proceso de autorización de compras bastante largo y tedioso, pero que opta por mantenerlo ya que los empleados se encuentran acostumbrados a trabajar con él.

 

2. Estrategia de innovación ofensiva. Esta estrategia es la que más se alinea con el concepto que todos tenemos en mente cuando coloquialmente nos hablan de una innovación. Se trata de organizaciones que introducen al mercado continuamente productos disruptivos que rompen con la estructura tradicional. Generalmente son empresas que tienen por objeto ser el líder tecnológico a través del constante lanzamiento de innovaciones.

Un claro ejemplo de la estrategia ofensiva fue el lanzamiento del primer iPhone.

 

3. Estrategia de innovación defensiva. Si bien adoptar una estrategia ofensiva es algo buscado por muchas empresas grandes, para otras organizaciones resulta difícil principalmente por algunos de los pilares fundamentales de la innovación que analizamos antes: más específicamente, el costo. Involucrarse en procesos innovadores puede representar altos niveles de gasto para la organización.

Para estas circunstancias, las empresas que adoptan una estrategia defensiva son aquellas que se intentan posicionar como “segundas en el mercado”, es decir, siguen al líder tecnológico y adaptan sus innovaciones incrementales en función de los objetivos particulares de la empresa.

Podemos ilustrar esta estrategia con empresas de productos enlatados de gestión (Odoo, Cegid Retail, Global Shop Solutions…) que incorporan innovaciones incrementales en función de las tendencias que marcan los líderes del mercado, SAP y Dynamics 365.

 

Bombitas de luz que simbolizan la innovación tecnológica

 

4. Estrategia de innovación imitativa. Ciertas empresas se limitan a imitar la actuación de otras organizaciones en cuanto a las decisiones de lanzamientos de innovaciones tecnológicas.

Con el avance de Uber a nivel mundial, surgieron muchas otras empresas que se sumaron a la tendencia de las aplicaciones para viajes, sin incorporar innovaciones tecnológicas disruptivas, sino acoplándose a Uber: Didi, Cabify

 

5. Estrategia de innovación oportunista. Existen organizaciones que se enfocan en aprovechar los puntos débiles de la competencia para introducir soluciones tecnológicas que permitan explotar estas oportunidades. Se trata de una estrategia inteligente, ya que se consigue ofrecer un valor diferencial en el producto para los usuarios, desplazando a la competencia en cuanto a la funcionalidad.

Podemos ilustrar este caso con la plataforma HBO Max, que aprovechó las debilidades de Netflix en cuanto a falta de exhaustividad en su contenido para posicionarse de forma estable en el mercado.

 

6. Estrategia de innovación dependiente. Esta estrategia se centraliza en lograr establecer una relación duradera y estable en el tiempo con otras empresas, clientes, y demás Stakeholders. De esta forma, las empresas pueden potenciar sus recursos y habilidades para desarrollar actividades conjuntas de innovación, investigación y desarrollo.

Resulta muy común, por ejemplo, que diferentes Pymes tecnológicas enfocadas en distintos rubros trabajen en forma de alianza estratégica en ciertos desarrollos, por ejemplo, a partir de centros de servicios compartidos.

¡Cuántas cosas hemos discutido hoy! Es momento de aprovechar estos nuevos conocimientos en la práctica. Como ya te mencionamos anteriormente, en Huenei creemos firmemente que la clave de tu negocio está en la innovación. Ahora que conoces el concepto y las diferentes estrategias por las que puedes optar, es hora de comenzar a planificar cómo tu organización puede aportar valor al cliente desde la innovación tecnológica.