Con los constantes avances tecnológicos, muchas compañías encuentran a sus departamentos de tecnología saturados con la cantidad de trabajo y demanda requerida, tanto para clientes internos como externos. Para cumplir con estos proyectos en el lapso de entrega indicado y respetando los recursos asignados, muchos líderes de tecnología a menudo optan por Equipos Dedicados, ofrecido en una variedad de formatos, ya sea Onshore, Offshore o, como en nuestro caso: Nearshore.
 
Uno de los principales beneficios de los Equipos Dedicados, es el ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo; aunado al hecho de que los líderes de tecnología no necesariamente tienen que prescindir de la gestión de todo el proceso o departamento, ya que fácilmente se añaden a demanda aquellos perfiles requeridos para el completo desarrollo del proyecto. Finalmente, sumemos el hecho de que la compañía no tiene que asumir todo el gasto ni el proceso de contratación y/o de retención de los perfiles altamente calificados.
 
Teniendo esto como base, veamos cuatro recomendaciones para una óptima gestión de los Equipos Dedicados:
 
Paso 1 – Análisis de las necesidad inicial
El proceso comienza con una reunión entre el equipo técnico del cliente y nuestro Líder de Desarrollo de Productos y Aplicaciones. Con esto se logrará una compresión completa del alcance, costo, perfiles necesitado y tecnologías involucradas del proyecto.
Esta vital fase tiene como base una comunicación clara y mucha orientación al detalle, ya que es el punto de partida del proyecto
 
Paso 2 – Definición de la estrategia de Staff Augmentation
Una vez que se han estudiado a fondo los aspectos principales del proyecto, así como el alcance, costos y expectativas; ambas compañías realizan un análisis profundo del proceso de servicio del cliente y sus requisitos de desarrollo de productos. En caso de necesitar la inclusión de un perfil más detallado y específico, nuestro equipo de Reclutamiento de TI revisa nuestro grupo de talentos para encontrar los candidatos más adecuados e incluirlos en el proyecto en el marco de tiempo seleccionado. Cabe destacar que el cliente, en todo momento, está siendo informado sobre cómo se avanza en el proceso de formación del equipo.
 
Paso 3 – Formación del equipo dedicado
Con un entendimiento generalizado de las necesidades presentes y futuras de la compañía, nuestro equipo técnico y el del cliente avanzan en la formación del equipo final, teniendo en cuenta que cada tiene responsabilidades y funciones específicas con miras para la correcta ejecución del proyecto.
 
Para formar parte de nuestro equipo, cada desarrollador debe poseer conocimientos técnicos considerables, demostrar habilidades prácticas, certificaciones en determinadas metodologías (si es requerido) y buenas relaciones interpersonales entre sus compañeros y con el cliente. Cabe destacar que, dependiendo de la complejidad de cada proyecto y previendo con cualquier eventualidad o necesidad adicional, se pueden sumar más miembros al equipo.
 
Paso 4 – Proceso de seguimiento
Una vez que el proceso de desarrollo ha comenzado y los perfiles están completamente integrados con el equipo técnico del cliente; nuestros líderes de proyecto determinan programas de seguimiento que consisten en reuniones cerradas con los colaboradores para evaluar cómo el proyecto se desenvuelve, buscando escucharlos y corregirlos.
En segundo lugar, se realizan sesiones de seguimiento privadas con el cliente, aquí se busca validar si los recursos se han integrado correctamente y si debe realizarse alguna optimización.
 
Conclusión
Después de más de 25 años de experiencia y de haber trabajado para más de 100 clientes de múltiples industrias, hemos logrado establecer importantes parámetros de calidad para determinar si un perfil es apto para un determinado proyecto, así como para realizar las optimizaciones necesarias en cada fase del mismo.