Nuestro Blog

Nuestro equipo de especialistas quiso compartir algunos artículos sobre tecnologías, servicios, tendencias y novedades de nuestra industria en la era de la transformación digital.

Es bastante común que una empresa ofrezca productos o soluciones en función de aquello que los gerentes creen que necesitan los clientes. A partir de sus vivencias personales o de la observación subjetiva del contexto, las empresas generan una idea de lo que creen que valorará el usuario. Sin embargo, la realidad es que, en la mayoría de los casos, las ideas de una marca y sus colaboradores están muy lejos de lo que los usuarios realmente necesitan.

Es por esto que es importante contar con información y conocimientos, combinados con los comentarios de los usuarios, para generar una solución óptima sin riesgo de altos costos y fallas.

¿Qué es la metodología Design Thinking?

El Design Thinking es una metodología de iteración, exploración, diseño y desarrollo. Es un proceso mediante el cual se generan ideas sobre la base de la comprensión de las necesidades reales de un usuario. Busca el objetivo de concebir el diseño de una solución atendiendo a una necesidad detectada y contando con los comentarios y aportes de los usuarios.

Por último, pero no menos importante, es un proceso iterativo. Si bien se establece una serie de etapas, es importante saber que la iteración implica que se puede alternar entre etapas anteriores o posteriores, omitir etapas o realizarlas en simultáneo.

Veamos las etapas del proceso de Design Thinking y analicemos lo que representa cada una. Describiremos el proceso por medio del ejemplo de un proyecto de desarrollo de experiencia e interfaz de usuario (UX/UI) que llevamos a cabo para YPF.

Understand What Design Thinking Is - Process

Paso 1: Empatizar para comprender al usuario.

Esta etapa se centra en conocer a los usuarios que serán destinatarios de nuestra solución. Comprender cuáles son sus necesidades, cómo funcionan, cómo se compone su contexto y qué necesitan.

Para ello podemos observar y escuchar a los usuarios a través de diferentes técnicas de investigación de consumidores: entrevistas en profundidad, grupos de discusión, evaluaciones comparativas, sondeos, etc. En el caso del proyecto de YPF, el equipo de Huenei tuvo diferentes instancias de conversaciones con las áreas de interés y con futuros usuarios del software con el fin de comprender plenamente sus necesidades.

Una herramienta muy poderosa y útil, que se basa en las técnicas mencionadas anteriormente, es el mapa de empatía. Es un lienzo en blanco que nos permite plasmar nuestros hallazgos y así poder conocer al usuario desde cuatro puntos de vista: comprender lo que dice y lo que hace, saber lo que piensa y lo que siente, comprender lo que escucha, e identificar lo que ver.

Understand What Design Thinking Is - Empathy Map

Illustration by Nielsen Norman Group

 

Paso 2: Definir el problema

Después del paso anterior, tenemos que empezar a definir cuál será el alcance de nuestro desafío; en qué vamos a trabajar. En este punto debemos definir el problema y determinar nuestra meta. Para definir este objetivo, una recomendación clave es pensar en la siguiente frase:

¿Cómo podríamos hacer para?

Toda la información que recabamos en la etapa de empatía, que nos permitió conocer realmente al usuario, nos ayudará a definir correctamente esta pregunta y así desarrollar nuestro problema de investigación. En nuestro proyecto de desarrollo de UX/UI para YPF, la empresa necesitaba desarrollar una solución que le permitiese a su equipo agilizar las tareas relacionadas con la gestión de plataformas petrolíferas.

 

Paso 3: Elaborar ideas para generar conceptos y sintetizar para definir cursos de acción.

Una vez que definimos la pregunta que queremos responder (también conocida como el desafío), llega la etapa de elaboración de ideas. Esta consiste en pensar tantas ideas como sea posible para dar solución a la pregunta. Aquí la cantidad es más importante que la calidad. En este sentido, los equipos de trabajo cuentan con una amplia variedad de técnicas de elaboración de ideas, como el brainstorming, que permiten pensar con originalidad para llegar a ideas disruptivas.

Luego llevamos a cabo un proceso de síntesis en el cual tamizamos las ideas a través de un proceso de convergencia. Para esto también existen técnicas que utilizan los equipos para seleccionar las mejores ideas desde el punto de vista del usuario (satisfacción de su necesidad) y del negocio (viabilidad de recursos y resultados económicos).

Como resulta evidente, esta etapa se caracteriza por una gran divergencia (elaboración de ideas) y convergencia (síntesis) en términos del proceso. De hecho, la metodología de Design Thinking suele estar representada por una interacción constante entre divergencia y convergencia.

Illustration by ICF International 

Siguiendo el ejemplo de YPF, desde el equipo de Huenei se nos ocurrieron una gran cantidad de ideas, que luego pudieron converger en función de las necesidades específicas del cliente: una aplicación con altos niveles de usabilidad que pudiese integrarse con el resto de plataformas de gestión de YPF.

 

Paso 4: Prototipo para mostrarle al usuario una posible solución.

Una vez que definimos algunas posibles soluciones, se elaboran prototipos. Dependiendo de la cantidad de ideas que tengamos, podemos elaborar dos, tres o cuatro prototipos aproximadamente. Los prototipos son una herramienta poderosa y esencial en la innovación porque permiten convertir las ideas en algo tangible a bajo costo. Estos prototipos nos permiten implementar la filosofía de metodologías ágiles: “Realizar pruebas rápidas a bajo costo e iterar la solución rápidamente”.

Los prototipos pueden ser de alta fidelidad pero también pueden ser conceptos muy simples, como historias, dibujos, diapositivas de PowerPoint, entre otras cosas. Existen diferentes clases de prototipos y cada equipo define el ideal en función de las necesidades del proyecto y los recursos disponibles.

Para YPF, diseñamos un prototipo interactivo con la herramienta Just in Mind, que nos permitió validar la interacción y el diseño de la interfaz de usuario en las primeras etapas.

 

Paso 5: Realizar pruebas para recabar comentarios de los usuarios.

Una vez elaborado el prototipo, es hora de ponerlo a prueba. Esta etapa consiste en reunir a una muestra (generalmente pequeña) de usuarios para que interactúen con el prototipo, con el fin de recibir sus comentarios. Cuando el prototipo se considera adecuado para resolver el desafío, puede avanzar hacia el desarrollo del producto final. Sin embargo, en los casos en los que el prototipo no satisface las necesidades del usuario, debe volver a las etapas anteriores del proceso de Design Thinking para realizar ajustes.

Nuestra solución para YPF consistió en el desarrollo de una aplicación móvil que permitió a la empresa lograr una mejora en el desempeño de los empleados.

El Design Thinking es una metodología poderosa que puede ayudar a su empresa a desarrollar de manera eficiente la solución adecuada para sus usuarios. En Huenei podemos ayudarlo a conseguir sus objetivos a través de nuestros desarrollos basados ​​en metodologías ágiles..